inicio > usabilidad > aplicado en esta web

Aplicado en esta web

modificado: 13/06/2010

Como hemos ido explicando, varios autores han ido determinado una serie de principios de evaluación o heurísticos a tener en cuenta a la hora de evaluar la usabilidad. Estos principios determinan a priori algunos de los aspectos a tener en cuenta al revisar una página web. En este caso hemos querido hacer una reseña de los principios propuestos por Jakob Nielsen, los cuales han sido tenidos en cuenta en la elaboración de esta web:

Visibilidad del estado del sistema

La web siempre debe tener informado al usuario acerca de lo que sucede y de lo que está haciendo. Así pues, se le debe ofrecer una constante retroalimentación respecto a las acciones que realice. Es vital asegurar que sabe exactamente dónde se encuentra en todo momento. Uno de los mayores problemas con los que se suele tropezar es la desorientación.

Lenguaje común entre sistema y usuario

El sistema debe hablar el lenguaje del usuario por medio de palabras y conceptos familiares, usando convenciones del mundo real y organizando la información en orden lógico y natural. Se procurará huir de tecnicismos incomprensibles o mensajes crípticos.

Libertad y control por parte del usuario

El usuario debe poseer el control absoluto del sistema. Siempre han de ofrecerse múltiples posibilidades y salidas de emergencia ya que a menudo, por error, se eligen opciones no deseadas. Habrá de marcarse claramente la posibilidad de deshacer y rehacer.

Consistencia y estándares

La consistencia se refiere, por ejemplo, a no utilizar dos rótulos distintos para referirse a un mismo contenido o dos estilos diferentes en un mismo sitio. Habrá de guardarse mayor cuidado si el desarrollo del sitio se encuentra a cargo por grupos de profesionales web. La solución que desde hace unos años se está llevando a cabo es la utilización de hojas de estilo, que facilitan mantener la coherencia deseada.

Por otra parte, el sitio web debe seguir estándares o convenciones de diseño ampliamente aceptados. Esto se basa en el principio de que, cuanto más se parezca un diseño y su funcionamiento al resto de sitios web, más familiar y fácil de usar resultará para el usuario. Éstos no tienen porqué preguntarse si distintas palabras, situaciones o acciones significan lo mismo. Un buen método es el seguimiento de las recomendaciones del W3C (World Wide Web Consortium).

Prevención de errores

Por encima de un correcto mensaje de error debe situarse un diseño usable que evite los errores. Los pasos e instrucciones se escribirán de manera clara, inequívoca, destacando las partes principales. Se recomienda el uso de validadores, antes de la definitiva publicación, para comprobar si existen fallos que se nos hubieran pasado por alto.

Es mejor reconocer que recordar

El usuario no se encuentra obligado a recordar dónde se encontraba cierta información o cómo se llegaba a determinada página. Todas las instrucciones de uso del sistema, opciones y enlaces deben de ser visibles en todo momento.

En el caso de sitios con más de 200 páginas, se recomienda dotarlos de mecanismos de búsquedas para un acceso directo por contenido (evitando así que el usuario navegue incesantemente por las páginas sin resultado satisfactorio).

Flexibilidad y eficiencia de uso

El sitio debe ser fácil de usar para novatos y, al mismo tiempo, proporcionar atajos o aceleradores para usuarios avanzados. Una opción recomendable es la de permitir personalizar ciertas acciones frecuentes.

Por otra parte, los sitios web se deben de cargar lo más rápidamente posible, independientemente del tipo de conexión a la red utilizado por el usuario.

Diseño minimalista

La información más importante debe situarse en la parte superior de la página, zona siempre visible en el navegador. Cualquier tipo de información que no sea relevante para el usuario que sobrecargue la interfaz debe ser eliminada. Por ello se recomienda reducir el número de imágenes al mínimo ya que cada una implica una descarga que, con conexiones lentas, se convierte en un problema serio.

Permitir al usuario solucionar el error

Es conveniente que en el caso de la interacción del usuario con la página, si se detectase un error, se habrá de generar un mensaje que le informe de porqué ha fallado el sistema y cómo puede solucionarlo. Estos mensajes de error deberán ser claros y sin ambivalencias.

Ayuda y Documentación

Aunque sería más conveniente que la web fuera utilizada sin necesidad de ayuda adicional, hay casos en los que es inevitable su inclusión. Así, cualquier información a este respecto debe ser fácil de buscar y teniendo en cuenta cómo actúa el usuario.